CÓMO CREAR UNA PIEL LUMINOSA Y SALUDABLE EN 4 PASOS

November 26, 2019

 

Hola a todos, hoy os voy a mostrar  cómo crear una piel luminosa y de aspecto sano en cuatro sencillos pasos. Con estos tips lo que os quiero enseñar es a equilibrar el color de la piel sin enmascarar. Mi filosofía es que se perciba como si hubiera cobrado vida pero sin que aparentemente se note que vamos maquilladas y que la piel refleje su luz y belleza natural.

 

 

1º HIDRATAR LA PIEL EN PROFUNDIDAD 

 

Es muy importante que la piel esté hidratada para que el maquillaje se fije mejor y su duración sea mayor. Por eso, hay que tratar la piel con productos adecuados, lo primero que haremos será usar un tónico para limpiarla y así equilibrar el ph de la piel, es importante que sea un tónico sin alcohol y que no sea astringente para que la piel no se reseque. Como ya os he comentado anteriormente, trabajo para la firma Nars, y siempre uso sus productos de tratamiento porque, aparte de cuidar y regenerar la piel, contienen un complejo con unos microprismas que hacen que la luz impacte en ellos y por consecuencia potencian la luz en la piel; después siempre utilizo el sérum para aumentar los efectos de la crema y, por último, usaremos la crema; si tu piel es grasa optaremos por una que sea libre de aceites y si, por el contario, es seca, usaremos una más nutritiva. Es muy importante aplicarla en abundancia, no queremos quedarnos cortos porque, si lo hacemos en este paso, con las horas el maquillaje se acabará cuarteando. Por último, podríamos aplicar una prebase adecuada al tipo de piel, existen prebases que aportan luz, otras que minimizan los poros y líneas de expresión, éstas nos aportarán  un extra para que nuestra piel quede más bonita.

 

 

 

2º APLICAR EL FONDO DE MAQUILLAJE

 

Lo haremos desde el centro del rostro hacia fuera, lo haremos así para concentrar más el pigmento en la parte central que es donde tenemos más rojeces.

Para crear un acabado natural elegiremos una base ligera, no muy cubriente, y lo aplicaremos con las yemas de los dedos, al hacerlo de esta manera podemos controlar mejor la cantidad y así nuestra piel quedará más pulida.

 

 

 

 

3º CORREGIR

 

Con un corrector igualaremos el color de nuestra ojera y cubriremos manchas, marcas y acné.

Tenemos que ver que el corrector sea lo más similar al color de nuestra piel. Usaremos muy poquita cantidad ya que el corrector tiene más cobertura que el maquillaje y lo concentraremos en la zona a tratar.

Lo puedes depositar con una brocha más pequeña o con la yema de los dedos y trabajar a toquecitos en el sitio sin desplazarlo.

 

 

 

 

4º FIJAR CON UN PRODUCTO EN POLVO

 

Fijaremos la parte central y la zona de la ojera con un polvo adecuado que no sea mate para no restar la luminosidad que anteriormente hemos creado, yo trabajo con los polvos "Translucent Crystal" de Nars, que aparte de mantener la luminosidad, también mantienen la hidratación debido a la glicerina que contienen y además son antioxidantes. Aunque los polvos no son mate, si tu piel es grasa no se verá tan brillante con ellos, es decir, fijará el maquillaje pero la piel se seguirá viendo natural. 

Lo aplicaremos por la parte central del rostro y en los puntos donde hemos aplicado el corrector, en estas zonas, cogeremos más cantidad para evitar rozar la piel y, en consecuencia, no desplazarlo.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

September 12, 2019

December 27, 2018

Please reload

Archivo
Please reload